La lectura que da vida

Descripció del projecte

Apenas trescientos metros nos separan. Simplemente hay que cruzar la Avenida de Menéndez Pelayo. Sólo la espesura de los árboles de El Retiro impide que podamos vernos desde la ventana.
Las señales aparecían en distintas manifestaciones. En modo de escritos de padres de niños ingresados, agradeciendo el espacio como refugio; en la visitas de niños cuyas características físicas, como el uso de un pañuelo para tapar la cabeza, indicaban que estaban ingresados; en la fatiga que mostraba el rostro de padres y madres en busca de películas para hacer más llevadera la estancia de los hijos.

Un domingo, ya casi en el cierre de la biblioteca, coincidimos casualmente con la Coordinadora de Calidad del Hospital Niño Jesús. Hablamos de lo interesante que sería buscar puntos en los que trabajar conjuntamente. También habían estado pensando en ello. Al igual que nosotros. Nos intercambiamos las tarjetas y quedamos en buscar hueco para reunirnos.
Circunstancias personales hicieron que la reunión se retrasase, por lo que una mañana decidimos cruzar la calle y presentarnos en el Hospital con la mejor de nuestras sonrisas. Nos remitieron a Atención al Paciente. Allí tuvimos la enorme fortuna de conocer a la Responsable de dicho servicio, Carmen Sivit, gran amante de la lectura y de la música.

Una vez establecido el contacto, las reuniones se sucedieron. Conocimos que el hospital tiene un colegio propio por el que pasan más de 1.300 niños al año. Su Directora nos contó las peculiaridades, puesto que no hay aulas tal y como nosotros las conocemos. Sí las hay, pequeñas, en algunas unidades, pero se adaptan a las circunstancias de la salud de los niños, teniendo, en muchos casos, que impartir clase de modo individualizado en las habitaciones, puesto que hay muchos niños aislados que no pueden compartir lugares comunes.

Vistas las posibilidades concluimos que a ese grupo tan sensible y olvidado que no puede asistir a los actos comunes que organiza el hospital, es en el que nos pidieron que nos centráramos: los enfermos de larga hospitalización.

Éstos se encuentran fundamentalmente en dos unidades: oncología y psiquiatría. Áreas que, además, presentan en algunas ocasiones una particularidad común:
el aislamiento:
En oncología se produce por razones de deficiencia inmunológica y el peligro de estar expuestos a gérmenes dañinos para ellos.
En psiquiatría, por prescripción médica. En este caso, el paso a las habitaciones está limitado por un control de acceso, por lo que la posibilidad de deambular por el hospital queda limitada a la autorización por parte de los facultativos una vez que se ha producido una razonable mejoría en su estado.
Consecuentemente, estos niños no pueden beneficiarse de las principales actividades que programa el hospital.

Objectius del projecte

Pensamos que nuestra actividad iba a estar definida por tres ejes claros: el libro, la
biblioteca y los espacios que ofrece.
Toda nuestra intervención en el hospital va a tener a un único protagonista que siempre
estará presente: EL LIBRO.
Pretendemos acercar al libro como valor positivo y decisivo para favorecer la
recuperación y su fuerza anímica.
LA BIBLIOTECA. Queremos que los niños conozcan qué pueden encontrar en una biblioteca. En muchas ocasiones pueden pensar que es un sitio únicamente apto para empollones o frikis. Sin embargo, si tienes la oportunidad de mostrarles que pueden encontrar el último libro de la trilogía de moda o una serie de calidad de la que todo el mundo habla; la cosa cambia.
Además, trataremos de facilitarles los trámites para que puedan hacerse socios.
El ESPACIO. Los niños ingresados no son precisamente del barrio. Hay niños de toda la Comunidad y, en muchos casos, al ser hospital de referencia de algunas especialidades, de toda España.
Bien. Queremos que sepan que la biblioteca es parte de una red, que pueden encontrar una en su barrio, al lado de su casa, cercana, accesible y útil.
Pero no sólo tenemos la idea de acercar la biblioteca a los niños. Hay dos colectivos destinatarios más: las familias y los profesionales del propio hospital.
Hay muchos padres que pasan largas temporadas con sus hijos mientras permanecen ingresados. Familias de otras provincias que tienen que buscar una residencia en la que permanecer mientras tanto. Y en muchos casos la estancia no se limita a días, sino a semanas o meses.
Para ellos, llegar a la biblioteca y tener la posibilidad de sentarse, utilizar un ordenador, leer el periódico, hojear una revista, llevarse un libro, asistir a una charla o simplemente contemplar la belleza del parque de El Retiro la convierte en una aliada que les permite escapar de la dura cotidianeidad.
Los propios sanitarios han descubierto que los espacios de la biblioteca pueden configurarse como una extensión del hospital. De hecho, ya usan alguna de nuestras salas de grupos para realizar encuentros que les permiten salir del ambiente hospitalario y enfocar las reuniones con otra mirada.

Activitats, accions o serveis desenvolupats fins aquest moment

¿A quienes?
Oncología: no hemos conseguido crear un grupo con ellos todavía, ya que su estado varía de un día para otro, o incluso en el mismo día, y a causa de su tratamiento, deben permanecer en sus habitaciones. No obstante, sigue vigente el calendario que establecimos con ellos. Pero hemos generado un grado de expectación muy elevado que nos ha hecho plantearnos un cambio en el planteamiento de las actividades, de forma que probaremos el acceso a las habitaciones individuales.
Psiquiatría: Nos ha sorprendido e impactado. Sí que hemos conseguido realizar las dos actividades a un nivel de resultados que no esperábamos. La horquilla de edad es amplia, de 9 a 17 años. En su mayoría niñas con anorexia, pero también hay pacientes que acusan otras patologías mentales.

¿Dónde?
El lugar de reunión es especial, sirve de lugar común para desarrollar las actividades de las asociaciones y reunir a los pacientes para las comidas. Sala Margarita.

¿En qué consisten?

Tía Agatha
Elegimos esta actividad porque no requería realizar búsquedas en el ordenador. Pero a su vez permite recorrer y descubrir los materiales existentes en al biblioteca, convirtiéndoles en detectives intrépidos.
En esta actividad, les situamos en la escena del crimen. Serán detectives que, a través de una serie de pruebas, deben descubrir al asesino de Lady Ágata.
Para localizarlas, van a conocer cómo está clasificada y organizada la biblioteca, con una breve explicación sobre la CDU y algunos ejemplos prácticos.
La organización de la biblioteca (simulada en la sala del hospital), la descubrirán siguiendo el plano de la misma, en el que las estanterías han pasado a convertirse en habitaciones y a cada le corresponde un número de la CDU.
Lo importante es que se paren a pensar, a relacionar pistas, a observar escenas y sobre todo, que se diviertan descubriendo la biblioteca como un lugar en el que las historias, a veces, cobran vida y ellos pueden protagonizarlas.

Búsqueda del tesoro
Trasladaremos a los niños al pasado, creando un encuentro con las leyendas y mitos que engrandecen al Parque de El Retiro. A través de un viaje imaginario por los diversos monumentos enclavados en el Parque, irán desvelando secretos y solventando enigmas que les llevarán directamente a resolver la ubicación del Tesoro escondido.
Combinamos la explicación de los fondos, servicios y uso de la biblioteca, a través del juego y de historias llenas de magia y misterio, convirtiendo de esta forma a los niños en investigadores, aventureros y haciéndoles sentir en todo momento que ellos son los protagonistas de la historia. Logramos así fomentar la observación, la imaginación, la reflexión y el trabajo el equipo y les proponemos como guinda, que nos escriban una historia que suceda en El Retiro. Una vez compiladas, las editaremos en la Imprenta Municipal y formará parte del fondo de la biblioteca.

¿Con qué contamos?
Nos servimos de obras relevantes, como ya hemos contado anteriormente, en las cuales incluiremos las pistas que los niños irán encontrando en desarrollo del juego, y que en muchos casos, protagonizan los momentos más divertidos de la actividad, por ejemplo, cuando una niña descubre una jeringuilla gigante con “sangre” y al preguntar que les sugiere el objeto en el desarrollo del crimen, nos dice entusiasmada ¡Una analítica!! (la criatura tenía muy interiorizada su rutina médica...)
Aprovechamos para provocarles, para que participen y emitan sus argumentos, y consigan evadirse, por un momento de dónde están.

Resultats obtinguts

Unidad de Psiquiatría: hay que destacar el hecho de que nos fue francamente difícil entrar en esta unidad, pero una vez dentro, la experiencia ha sido muy gratificante y los resultados de nuestra visita, inmediatos, pues al siguiente día de realizar la actividad, nos encontramos en la biblioteca con una de las niñas que había participado en ella, acompañada de un familiar. Hay una parte de silencio, de las que no tenemos imágenes.

Observamos cómo lo que nos había ya adelantado Carmen Sivit (atención al paciente). Son buenos lectores, y a lo largo de la sesión, nos trasmiten que su necesidad de expresar sus sentimientos a través del arte y la escritura. Esto nos da la idea de que podemos trabajar con ellos como escritores y potenciar su vena creativa.

Nosotros también tenemos que sincerarnos: Desde las primeras visitas al hospital en las que nos reuníamos con los médicos, nuestra percepción ha cambiado. Entrábamos ilusionados, pero con miedos preconcebidos, y con cierta angustia asfixiante al caminar por los pasillos de habitaciones silenciosas, que, a diferencia de otros hospitales, muestran su interior, permitiéndonos ver, inevitablemente a los niños en sus camas. Pequeños peces en su pecera.

Agents que participen i/o donen suport al projecte

Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid.
Hospital Infantil Universitario Niño Jesús (Madrid).
Club KIRIKO.
Un conjunto de casi 90 librerías especializadas en el libro infantil.
Convenio con Samsung.
Escritores: Francisco Solano, Fernando J. López e Iria Gil Parente.